Hablar de la esencia del Yoga es adentrarnos en las enseñanzas de Patanjali, antiguo Rishi (savio) indú, que se le sitúa entre el siglo IV y II antes de Cristo. Transcribió  las enseñanzas, recibidas de forma empírica, de grandes maestros  yoguis de la época cuyos principios se basaban en los Upanishads, las escrituras más antiguas existentes de la humanidad.

Hoy en día, el Yoga debería fundamentarse en este legado. Patanjali estructuró un camino evolutivo reflejado en sus escritos, los Yoga Sutras, cuya práctica lleva a la persona al reencuentro con su propia Esencia. El fin del Yoga es la trascendencia del yo, un camino espiritual para el descubrimiento del Ser.

Este sendero propuesto por  Patanjali, al que se le denomina Raja Yoga o Yoga Clásico, lo configuró en 8 pasos o etapas (Ashtanga Yoga):

Yamas  (códigos sociales o éticos)

Niyamas  (códigos personales)

Asanas  (posturas)

Pranayama  (control del prana, energía vital)

Pratyahara (retiro de los sentidos)

Dharana (concentración)

Dhyana (meditación)

Samadhi (conciencia trascendental)

Las primeras cuatro etapas son de suma importancia, porque preparan al cuerpo y la mente del practicante para las etapas superiores, destinadas a la práctica meditativa.

Indudablemente no es el único método, pero todos los restantes beben de esta base sólida, que establece las pautas de una práctica  fiable y efectiva.

Algunos otros yogas tradicionales:

* Bhakti Yoga (Yoga de la devoción)

* Jnana Yoga (Yoga del conocimiento)

* Karma Yoga (Yoga de la acción)

* Hatha Yoga (Yoga físico)

* Kundalini Yoga (Yoga del despertar de los chakras)

La meditación, es el punto final donde confluyen todos los caminos. Ahí, el practicante se sumerge en la experiencia plena de la…. Atención…Concentración…Trascendencia…Conciencia.

Ardha Matsyendrasana

Es una de las asanas más tradicionales en la práctica del Hatha Yoga. Es importante la conciencia en la columna vertebral y, desde ese eje central, se estructura poco a poco la torsión de todo el cuerpo.

Esta asana estira los músculos de la espalda y del abdomen,  provee de numerosos beneficios orgánicos y es un  gran estimulante del sistema nervioso. Entre otras muchas ventajas:

* Alivia el lumbago y los espasmos musculares.

* Con moderación, mejora problemas de hernia discal leve.

* Masajea los órganos abdominales y alivia dolencias digestivas.

* Regula la secreción de bilis y adrenalina.

* Estimula el tránsito intestinal.

* Mejora disfunciones del sistema urinario y del ciclo menstrual , siempre que no sean procesos inflamatorios.

 

María Ruíz